Dicen que el perfume bueno viene en frasco chiquito. Eso parecen pensar los clientes de Amanecer Taco Shop a juzgar por el éxito que ha tenido este mini restaurante desde su apertura a finales de noviembre.

El rostro de Ana Vela no disimula la felicidad al ver la constante afluencia de clientes al 512 de Main Street, en Evanston. “Ahora estamos operando probablemente el camión de comida más pequeño de Estados Unidos y el espacio comercial más pequeño de Evanston”, dijo Ana.

Y lo mejor de todo, “apenas paramos desde que lo abrimos. Hemos tenido clientela constante”. Ubicado en un área comercial de Evanston, Amanecer Taco Shop ofrece auténticos tacos para el desayuno, como el taco machacado, hecho con huevos sin jaulas y carne desmenuzada y seca llamada carne seca; y sus otras especialidades creadas con ingredientes frescos de temporada.

Su inauguración fue todo un suceso y ocurrió en el evento Small Business Saturday del 25 de noviembre pasado. Ana y su esposo Mario sacaron a la calle en el 2015 Amanecer Tacos Food Truck para vender tacos de desayuno a transeúntes que gustan de la comida mexicana.

Con el tiempo, empezaron a recibir cada vez más solicitudes para abrir un local permanente. Cuando Vela vio que en 512 Main Street había un espacio disponible, enseguida se dio cuenta que sería una transición perfecta para su pequeño camión de comida.

Enclavada a una cuadra al este de las estaciones Main de la CTA y Metra, Vela ha creado un nuevo concepto de comida, conveniente para los viajeros que pueden aprovechar los tacos y disfrutarlo en el mostrador o en el tren. Todo gracias al ingenio y dedicación de sus creadores. Una historia que comenzó cuando hace más de siete años, Ana y su esposo Mario se mudaron a Chicago desde San Antonio, Texas. Ellos se sorprendieron al descubrir que los tacos para el desayuno que habían comido toda su vida no existían en Chicago.

“Al tratar de sentirme más como en casa, fuimos en busca de nuestros cómodos tacos de comida y desayuno en los grandes barrios latinos de Chicago, pero no encontramos esos perfiles de sabor e ingredientes con los que crecimos disfrutando”, explica Vela.

Aunque ninguno tenía experiencia previa en la industria alimenticia, los Velas se propusieron preparar estos tacos de desayuno e introdujeron un alimento básico de Texas a Chicago, abriendo Amanecer Breakfast Taco como un negocio móvil de comida y catering en 2015.

“Elegimos los tacos en nuestro menú en función de los perfiles de sabor más comunes en el norte de México, Monterrey, hasta el norte de San Antonio, Texas”, dice Ana.

“Estas son las áreas en las que crecimos y representan más a nuestra cultura mexicana. Queríamos presentar específicamente estos sabores auténticos a Chicago porque vimos que no estaban representados aquí”, cuenta.

“Hoy estamos muy entusiasmados con nuestro nuevo local porque ahora podemos promover aún más nuestra misión comercial para mostrar nuestra cultura latina”, dice Vela.

“Nuestro micro restaurante nos permite asociarnos con otras empresas propiedad de minorías, y esperamos que sea la primera de muchas pequeñas tiendas de tacos en Chicago”.

Algo que ha ayudado en su éxito es el involucramiento de la pareja en la comunidad. Ana es la presidente de Evanston Latinx Business Alliance, y Mario es considerado para integrar la Comisión de “Equity and Empowerment” de la ciudad de Evanston.

En su aventura empresarial no ha estado solo. Varios negocios latinos dieron su aporte. Por ejemplo, el diseño del local lo puso la firma de ingeniería MEPIS; los muebles, Custom Furniture: 1840 Creative; el General Contractor, Green Building Partners; las instalaciones eléctricas corrieron a cuenta de Montoya Electric; mientras la protección contra incendio se dejó en manos de F&T Fire Protection, Inc.; la firma Signarama Skokie puso los letreros; Deal Paracuellas, el mural; y Back of the Yard Coffee Company, el café.

“Amanecer tacos es un ejemplo de cómo un negocio latino ayuda a otro negocio latino. Ésta debe de ser la tendencia para crecer como comunidad”, concluyó Mario.