Amnistía Internacional (AI) exigió hoy al Gobierno mexicano que acepte todas las recomendaciones formuladas por el Comité de Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada (CED, por sus siglas en inglés) y criticó que el Ejecutivo no esté dispuesto a reconocer la gravedad de la crisis.
En una declaración pública, la organización instó al Gobierno mexicano “a aceptar pública y oficialmente todas las recomendaciones formuladas por el CED, además de adoptar todas las medidas necesarias para aplicar estas recomendaciones plenamente”.
El pasado viernes, dicho comité emitió sus conclusiones sobre el reciente examen a México en las que dijo que las desapariciones forzadas en este país son generalizadas y la mayoría de ellas quedan impunes.
Además, señaló que la información recibida del Ejecutivo ilustra un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio de México, muchas de las cuales podrían calificarse como forzadas.
El Gobierno mexicano respondió que las conclusiones del Comité “no aportan elementos adicionales” para abordar el problema.
El propio canciller mexicano, José Antonio Meade, dijo ayer que “hubo algunas inexactitudes” en el reporte que realizó el Comité y que la revisión a México “no fue todo lo exhaustiva que debiera”.
“El Gobierno mexicano no parece dispuesto a reconocer la gravedad de la crisis, y su posición en relación con estas recomendaciones puede indicar que va a ignorar cualquier crítica a sus estrategias fallidas en materia de seguridad pública”, dijo AI, quien calificó la postura como “extremadamente alarmante”.
En opinión de AI, con más de 23.000 casos no resueltos de desapariciones, muchos de ellos casos atribuidos a policías y militares, “las autoridades deberían aceptar asistencia especializada y constructiva proporcionada por los expertos de la ONU”.